top of page

Jugando con fuego

La práctica BDSM que encenderá a tu pareja

Naked woman with arms on fire
Alas de Fuego. Preparación de la escena por www.eroticflameart.com. Modelo: baembooo, https://www.instagram.com/baembooo/. Fotógrafo: @augenblicke.vienna.

El juego con fuego es una práctica sadomasoquista que consiste en tocar la piel de una persona con fuego, o encender fuego brevemente sobre su piel.

Su principal efecto es psicológico, ya que la sensación que produce no es dolorosa, solo un leve calor. De hecho, si duele, probablemente sea una señal de que no se está haciendo correctamente y puede producir una lesión por quemadura.

Sin embargo, es difícil no sentir miedo cuando nuestra piel está ardiendo, literalmente.

Se trata de un juego límite que puede ser peligroso. Este articulo explica las precauciones básicas que se deben tomar. Pero si puedes aprenderlo de alguien con experiencia práctica, sería lo ideal.

“El juego de fuego es un juego límite que puede ser extremadamente peligroso si se hace incorrectamente o sin cuidado. Incluso cuando se toman todas las precauciones posibles, existe un gran riesgo. Los juegos con fuego pueden ser sensuales e indoloros, pero también pueden provocar lesiones graves, incluso mortales... sin mencionar quemar su casa. ¡TEN CUIDADO!" The Pyro Passion handout.

¿Por qué le gusta a la gente jugar con fuego?

Si es tan peligroso, uno puede preguntarse: ¿por qué hacerlo?

A diferencia de actividades BDSM como las azotainas y el bondage, jugar con fuego no parece particularmente sexual. Aun así, para algunas personas sí lo es. Diferentes personas fetichizan cosas diferentes, y el fuego también puede ser un fetiche. Además, no todo el BDSM es sexual. Mucho de él tiene que ver con conjurar hechos horribles, como latigazos y torturas. Puede ser una forma de exorcizar el horror que nos causan. Quemar gente en la hoguera era uno de los peores horrores que se han cometido en la cultura occidental.

Para quien lo experimenta, jugar con fuego proporciona la euforia de superar el miedo a quemarse, que está profundamente arraigado en nosotros. Después de todo, asustarnos con algo que parece peligroso es el entretenimiento favorito de muchos. Como las películas de terror y las montañas rusas.

Física y química de prenderle fuego a la gente

El truco de magia de meterle fuego a la piel sin quemarla se basa en varias cosas:

  • El calor de una llama viaja de abajo hacia arriba. Por lo tanto, si la piel está debajo de una llama, absorbe poco de su calor. Sin embargo, si pusiéramos nuestra mano encima de la misma llama, nos quemaría.

  • Un breve contacto de una llama con la piel, como se hace en la flagelación con fuego, hace que no dé tiempo a quemarse.

  • Los alcoholes dan poco calor cuando se queman, en comparación con, por ejemplo, la gasolina. El calor de combustión del etanol es 1367 kJ/mol y el del propanol es 2021 kJ/mol. En cambio, el de la gasolina (heptano/octano) es de 4466 kJ/mol, más del doble.

  • Los alcoholes se queman lenta y suavemente, no de forma rápida y explosiva como la gasolina, porque contienen agua.

La seguridad en el juego con fuego

De estos hechos de física y química, podemos deducir algunos consejos sobre cómo jugar con fuego de forma segura. Sin embargo, los jugadores experimentados enfatizan que el juego con fuego no se puede hacer de forma completamente segura; solo puedes reducir los riesgos.

  • Las llamas se deben aplicar a la piel con la persona en posición horizontal, de modo que el calor de la llama se mueva hacia arriba y se aleje de la piel.

  • Usar alcohol como combustible. El alcohol que se vende en las farmacias estadounidenses como desinfectante es alcohol isopropílico (2-propanol), un isómero de propanol que tiene el grupo OH- en el medio del carbono en lugar de al final. Por lo tanto, su calor de combustión es similar al del propanol. Las farmacias europeas venden etanol como desinfectante, que es aún más seguro dado su menor calor de combustión.

  • La concentración de alcohol debe ser del 60% al 70%. Esto significa que el alcohol contiene un 40%-30% de agua, lo que hace que se queme más lentamente y sea menor su calor de combustión.

  • Sin embargo, el alcohol fluye hacia abajo. Si llega a los lados o debajo del cuerpo, puede quemar la piel de arriba. Lo mismo puede suceder si el alcohol se acumula en las hendiduras del cuerpo, como las nalgas, los genitales, los senos o cualquier otra parte del cuerpo con pliegues de piel. Para evitar esto, se debe pasar un paño húmedo sobre el cuerpo cada pocos minutos para eliminar cualquier resto de alcohol.

Los jugadores de fuego avanzados usan gas blanco para obtener llamas más espectaculares. Sin embargo, esto aumenta el riesgo y requiere experiencia. El gas blanco que se utiliza en las cocinas de camping es, básicamente, gasolina. Su mayor calor de combustión hace que sea más probable que produzca quemaduras. Además, un incendio de gasolina es más difícil de apagar con agua porque la gasolina flota en el agua y sigue ardiendo. Por el contrario, el alcohol se disuelve en agua y deja de arder cuando su contenido de agua es demasiado alto. La gasolina puede producir humos tóxicos en ambientes cerrados y puede arder de forma explosiva.

Hay que tener en cuenta que la laca para el pelo, la colonia y algunas lociones para el cuerpo son inflamables. Podrían aumentar el calor producido por el alcohol y dificultar el apagado del fuego en la piel.

Quien recibe el fuego no debe ser atado para permitir que pueda apagar el fuego con las manos o revolviéndose, en caso necesario. Cuando se trata de fuego, todo puede suceder muy rápido. No hay tiempo para desatar o cortar una cuerda, o para abrir un mosquetón.

Idealmente, la persona a la que se prende fuego debe estar desnuda para evitar que la ropa se incendie. Asegúrate de que el pelo esté fuera del alcance de las llamas.

Nunca se debe aplicar fuego a la cara o al cuello. Se puede usar una capucha de Kevlar si se desea una protección adicional de la cabeza.

Tampoco se debe aplicar fuego a zonas del cuerpo con demasiado vello, porque el vello genera brasas que producen quemaduras, sobre todo si es grueso. Se deben usar áreas con poco o ningún vello, como las nalgas o la espalda. Las personas con piel vellosa deben afeitarse de antemano, preferiblemente el día anterior porque el alcohol puede irritar la piel recién afeitada. Es posible que el vello quemado no vuelva a crecer con el mismo patrón que antes.

El juego con fuego debe realizarse lejos de cortinas, sábanas, alfombras, muebles, césped, paja o cualquier otro objeto inflamable.

Se debe tener una toalla mojada y un recipiente con agua a mano. La toalla mojada se puede utilizar para apagar un fuego o para refrescar la piel si se calienta demasiado. El agua diluye el alcohol y evita que arda.

Es buena idea utilizar una manta a prueba de fuego para poner debajo de la persona de abajo, ya que cualquier manta, sábana o colchón se incendiará si le cae encima el alcohol ardiendo. Sin embargo, algunas mantas ignífugas están pensadas para soldar o apagar un fuego, no para tenderse desnudo sobre ellas. Están hechas de fibra de vidrio, que puede penetrar en la piel y causar irritación. Las mantas ignífugas hechas de lana o Kevlar son las mejores. Aunque menos resistentes al fuego que la fibra de vidrio, pueden resistir al alcohol ardiendo por un cierto período de tiempo. Algunas mantas ignífugas antiguas contienen asbesto, que es extremadamente tóxico y debe evitarse a toda costa. Una solución simple puede ser tenderse sobre una toalla mojada.

Una precaución adicional sería tener un extintor de incendios a mano, en caso de que las cosas se salgan de mano y amenacen con incendiar el edificio. Debe ser adecuado para fuegos clase A y B. El extintor de incendios no está destinado a ser utilizado en una persona; en su lugar, se debe usar una toalla mojada o una manta ignífuga.

El juego con fuego no se debe practicar a solas. Lo ideal es que haya un top que pueda dedicar toda su atención al fuego, mientras que el bottom disfruta y lidia con los fuertes sentimientos que puede evocar. Agregar una tercera persona, un observador, aumenta la seguridad al añadir ojos y manos adicionales.

Nadie debe entrar en pánico. Puede ser peligroso. Los efectos psicológicos de ver fuego en tu piel desnuda deben ser discutidos al negociar la sesión.

Si eres completamente nuevo en el juego de fuego, practica con un objeto antes de intentar hacérselo a una persona. Incluso en ese caso, no lo hagas solo y toma todas las precauciones de seguridad. Incluso puedes hacer simulacros de una emergencia en los que utilices la manta ignífuga, la toalla mojada y el extintor.

Cosas que vas a necesitar

Cosas básicas:

  • alcohol etílico o isopropílico, 60%-70 - se puede diluir con agua para que la llama se extinga antes;

  • recipiente para el combustible - el combustible debe guardarse en un recipiente cerrado, preferiblemente uno que no se derrame o se rompa si se vuelca;

  • un recipiente o taza (cerámica o de metal) para poner una pequeña cantidad de combustible para sumergir la varita de fuego - mejor si tiene una base grande para mayor estabilidad;

  • varitas de fuego: son varillas de metal con una punta de Kevlar (se pueden comprar como palos para tragar fuego o espadas de fuego) o de algodón; que se sumerge en el combustible;

  • bolas de algodón.

Elementos de seguridad:

  • manta ignífuga (de lana o kevlar) - para poner debajo de la persona o para usar para sofocar el fuego;

  • toalla húmeda, que es lo primero que se debe usar para apagar el fuego o refrescar la piel;

  • loción para quemaduras con aloe para tratar el enrojecimiento y las quemaduras de primer grado;

  • agua en un vaso u otro recipiente, para apagar el fuego si es necesario;

  • extintor de incendios, en caso de que las cosas se nos vayan de las manos.

Juego con fuego básico

La forma más básica del juego con fuego consiste en tocar la piel con la punta de la varita de fuego con alcohol ardiendo. Otro juego básico es frotar la piel desnuda con alcohol y prenderle fuego.

Una varita de fuego, un palo para tragar fuego o una espada de fuego son varillas de metal con una punta o lámina de Kevlar y un mango de goma. El Kevlar se puede sumergir en alcohol y prenderle fuego. Dado que Kevlar es bastante resistente al fuego, no se quemará con el alcohol. El mango de goma protege la mano de la persona que sujeta la varilla, que puede calentarse.

El bottom debe estar desnudo o ponerse ropa sólo lejos de la piel a la que se le va a aplicar el fuego.

  1. Pon una pequeña cantidad de alcohol en el tazón o taza. Cierra el contenedor principal.

  2. Sumerge la punta de la varita de fuego en combustible.

  3. Préndele fuego con el encendedor.

  4. Toca la piel desnuda con la punta de la varilla.

  5. El fuego debe estar en contacto con la piel durante un máximo de 3 segundos, para evitar quemaduras. No apliques fuego repetidamente en el mismo sitio.

  6. A veces, un poco de alcohol permanece ardiendo en la piel, que se puede apagar con la mano.

  7. Alternativamente, se puede frotar un poco de alcohol sobre la piel con una bola de algodón. Luego se usa la varilla de fuego para encender el alcohol. Después de uno o dos segundos, se apagan las llamas con la mano.

El bottom debe experimentar un calor en la piel. El fuego no debe mantenerse demasiado tiempo sobre la piel, porque el calor puede acumularse rápidamente hasta el punto en que se vuelve intolerable y produce una quemadura. Algo de enrojecimiento en la piel es normal y se puede tratar con loción de aloe.

Juego de fuego avanzado

La espuma para el pelo se quema lentamente y a fuego lento. White Rain, Salon Selectives, Alberto V05 son marcas que he visto recomendadas para esto. La espuma se utiliza para dibujar figuras en la piel, que luego se prenden fuego. A menudo, el fuego se mueve sobre la espuma en ondas, creando hermosos efectos. Por lo general, el fuego se extingue por sí solo antes de que se consuma toda la espuma, y se puede encender de nuevo.

El algodón pólvora o nitrocelulosa se puede cortar en pequeños trozos, que se ponen sobre la piel y se prenden fuego. Se trata de un compuesto altamente inflamable que se quema en un instante sin dejar residuos. Por lo tanto, su efecto es el contrario al de la espuma del pelo: en lugar de quemar suavemente, produce una llamarada rápida. Esto aumenta el peligro de prender fuego a algo, por lo que se requiere precaución adicional.

Naked woman on a Saint Andrews cross being hit with a flogger on fire
Azotes con fuego. Foto donada por SirBis, modelo TheSaraHless, de Fetlife.com

El tambor de fuego consiste en usar dos varillas de fuego para tamborilear sobre la piel.

La flagelación con fuego utiliza flageladores hechos de Kevlar, que se sumergen en alcohol y prender fuego. La flagelación se realiza con el bottom de pie o apoyada en algo. En este caso no se utiliza una posición horizontal, ya que las llamas tocan la piel de la espalda sólo durante un breve impacto. La sensación que se produce consiste en agradables destellos de calor. La flagelación con fuego a menudo se realiza de noche o en una habitación con poca luz para poder apreciar el efecto visual.

Algunos consideran a las copas de succión como juego de fuego, aunque el fuego solo se usa para calentar las copas y no toca la piel. Aun así, dado que el combustible puede propagarse al cuerpo, se deben tomar las precauciones que se aconsejan aquí.

Estas son técnicas avanzadas con las que no estoy familiarizado personalmente. Si puedes, te aconsejo aprender a jugar con fuego participando en un taller organizado por alguna organización BDSM.

Hay un folleto escrito por Pyro Passion (en inglés) que se puede descargar como archivo de texto e imprimir. Aquí hay un artículo sobre juegos de fuego y otro (en inglés).

Cosas que puedes salir mal

El juego de fuego puede parecer bastante simple, pero debe considerarse un juego límite y realizarse tomando las máximas precauciones.

Las cosas pueden salir horriblemente mal. Hay una relato en Fetlife.com (en el grupo Fire Floggers and Fire Whips, Fire cupping gone wrong; no es posible el hiperenlace) sobre cómo una sesión con fuego resultó en quemaduras de segundo grado sobre una gran parte del cuerpo. En resumidas cuentas, los principales errores fueron que la bottom estaba atada; el alcohol se acumuló en su cuerpo sin darse cuenta y de repente se incendió, y no tenían una toalla mojada para apagar el fuego.

He aquí algunas de las cosas que pueden salir mal, y qué hacer en esos casos:

  • El fuego permanece demasiado tiempo sobre la piel del bottom - El top debe apagarlo con las manos. Si esto no funciona, se debe usar inmediatamente la toalla mojada o el vaso de agua para apagar el fuego.

  • Las prendas del bottom (¡o del top!) se incendian - Apágalas con la toalla mojada.

  • Se incendian muebles, cortinas, sábanas, etc. - Utiliza la toalla mojada o el extintor para apagar el fuego.

  • Accidentalmente se le prende fuego al vaso con combustible. Si el combustible es alcohol, puede apagarse añadiéndole agua o cubriéndolo con la toalla húmeda. Si es gasolina, es mucho más peligroso y puede requerir usar el extintor.

  • El contenedor de combustible se cae, derrama combustible en el piso y se incendia. ¡Por eso hace falta un extintor! Apaga el fuego inmediatamente con él. Los derrames pequeños se pueden apagar con la toalla húmeda, pero no te arriesgues. Los incendios con gasolina son mucho más peligrosos que los incendios con alcohol.

  • El alcohol se esparce o se acumula en el cuerpo del bottom. Límpialo bien con la toalla mojada.

  • El bottom entra en pánico. Puede levantarse y salir corriendo. No pasa nada, excepto que al hacerlo puede volcar el recipiente de combustible e iniciar un fuego. El top debe tener la suficiente presencia de ánimo para apagar cualquier llama antes de ayudar al bottom.

Conclusión

En resumidas cuentas, el juego con fuego es una actividad BDSM límite que usa una de nuestras emociones más profundas: el miedo a quemarnos. Es visualmente atractivo y emocionante. Las sensaciones físicas que evoca son sorprendentemente agradables. Si se hace con las precauciones adecuadas, puede ser muy divertido.

Copyright 2022 Hermes Solenzol.

32 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page